jueves, 31 de agosto de 2017

Buscando a Audrey, Sophie Kinsella

Buscando a Audrey, Sophie Kinsella
Editorial: Puck
Año de edición: 2016
Páginas: 288
ISBN: 8496886514

Resumen

Desde que sufrió un terrible episodio de acoso en la escuela, Audrey, de catorce años, se niega a dar un paso fuera de su hogar o a relacionarse con nadie que no sea de su familia. Las gafas oscuras y la capucha de la sudadera se han convertido en sus mejores aliadas. Hasta que conoce a Linus, un compañero de videojuegos de su hermano mayor. Y experimenta una fuerte conexión que despierta en Audrey el intenso deseo de salir de su caparazón… Un largo viaje acaba de empezar. Por suerte para ella, Audrey no tendrá que emprenderlo en solitario. Cuenta con la inteligencia de su psicoterapeuta, con el cariño de su familia, con el ingenio y el humor de Linus. Pero, por encima de todo, cuenta consigo misma.

Opinión

Llevaba tiempo queriendo leer este libro, no solo por la historia, si no también porque me había enamorado de la portada (sé que esto no es relevante a la hora de hablar de un libro, pero también uno disfruta de un libro desde el momento en el que lo coge y si la portada es bonita, se disfruta aún más).

Es un libro de young adult, pero aunque la historia es muy juvenil no resulta para nada infantil. Al fin y al cabo el tema principal es el de una chica que ha sufrido acoso en el colegio y cómo eso le ha afectado en su vida.

Esto puede equipararse a todas las edades lectivas, a los que trabajan o a los que se mueven en alguna zona. Donde hay gente, puede haber gente mala, tóxica, chupasangre... En fin, podemos llamarlo de muchas maneras, pueden llegar en cualquier momento y empezar a joderte la vida en cuestión de minutos.

En este libro no vais a encontrar cómo pasó, ni siquiera los principios en los que la protagonista empieza a enfermar. Empieza tiempo después, cuando Audrey lleva meses encerrada en casa, no puede socializar con personas fuera de su entorno más cercano y aún así necesita llevar gafas de sol para poder mirar a la gente y no tener que mirar a los ojos.

¿Y cómo sales de eso? Pues como nos muestra en el libro, con mucha paciencia, amor por parte de tu familia, tranquilidad, recibir ayuda de los profesionales y en este caso, en esta historia nos llega Linus, un amigo de su hermano que está dispuesto a intentar conocerla y hacerle avanzar para salir de su enfermedad.

Los momentos en los que se encuentran son pocos, pero muy intensos para Audrey y son claves en la historia.

Por supuesto, hay que recodar que es un libro juvenil, no vamos a encontrar una gran prosa, ni va a haber una gran profundización de los personajes. Pero es un libro que se puede leer a cualquier edad. Que te introduce un poquito en el tema del acoso escolar (en este caso en la víctima) no se busca lectores buscando la sangre y lo que haya podido pasar.

También vamos a conocer a la familia de Audrey, nos vamos a reír mucho con algunas ocurrencias tanto de los hijos como de los padres.

Vamos a ver esa preocupación constante de los padres y con que sus hijos hagan todo lo bueno que sea para ellos sin que ellos miren más allá y sin que a veces entiendan muy bien qué están haciendo ellos mismos.

Padres, si hay alguno leyendo esta reseña, os invito a que leáis más libros juveniles, podéis empezar por este. Igual se os ha olvidado ya qué es ser adolescente e hijo y quizá no estaría mal que volvieseis a ver todo desde otro punto de vista.

Los personajes, por supuesto son bastante estereotipo, tenemos al hermano de Audrey que es un friki de los videojuegos, a la madre, que es una histérica de ¿todo? y al padre, que es un pasota que no ve más allá de su nariz.

Esto por una lado resulta bastante cómico, hay situaciones muy entretenidas, pero por otro lado, quizá lo que me ha faltado es que al final los padres (sobre todo el padre) hubiese aprendido un poco más de lo vivido.

Estaba muy gracioso al principio, pero al final se queda en el clásico padre que no hace nada, que no escucha a su mujer, que no sabe hacer nada, que solo le preocupa él mismo y que solo interviene cuando a él le interesa. Y la verdad es que todos al final del libro han aprendido algo, menos el padre, que se queda exactamente igual.

Y este tipo de comportamientos, al final creo que hacen daño a la sociedad. En el libro aprendemos lo problemático que puede ser sufrir un acoso, aprendemos valores para los hermanos, vemos que la madre al final aprende a ser menos histérica, pero el padre no, el padre se permite seguir siendo el payaso de la familia, y esto creo que es un gran error.

Al final esto lo leen los hijos, los futuros padres y nos da la sensación de que no pasa nada. En fin, es el único fallo realmente destacable que le veo al libro. Por lo demás, una lectura súper entretenida, fácil de leer, con risas y que algo además nos enseña.

Besos,

Bibiana.

8 comentarios:

  1. ¡Hola!

    ¡He descubierto tu blog y me quedo por aquí!
    Me ha parecido interesante tu reseña. Hablas claro sobre qué nos podemos esperar de esta lectura y la importancia que puede tener para los jóvenes y/o padres de adolescentes.

    Sin duda me quedo por aquí para seguir leyéndote cada jueves.

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Santiago y gracias por quedarte, yo hace tiempo que te sigo.

      Besos.

      Eliminar
  2. Holaaa
    Llevo bastante tiempo queriendo leer el libro. Y aunque toca temas duros, se que me va a gustar. O eso espero =)
    Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, sí, toca temas duros, pero no de manera explícita, así que no es para pasarlo mal. Está pensado para que pueda leerlo todo el mundo.

      Besos.

      Eliminar
  3. De esta autora he leído casi todos sus libros, este igual es el que menos me gusta, pero vamos esta bien!

    ResponderEliminar
  4. No conozco a su autora y aunque la temática del acoso escolar ha estado presente en una de mis ultimas lecturas, tomo nota del título para más adelante. Besos

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola guapísima! A mí este libro me gustó muchísimo, no solo por las escenas divertidas que aparecían de vez en cuando, con las cuales me reía un montón, sino por la forma en la que la autora trata los temas que dices, la familia y el acoso escolar, un problema que, a día de hoy y desgraciadamente, está por todas partes. Pero creo que la autora, a través de Audrey, consigue dar esa vitalidad y fuerza que se necesita para salir de una situación así, y me gustó mucho. ¡Un besote! <3

    ResponderEliminar
  6. Conocía el libro pero creo que nunca me había parado a leer una reseña, eso o tú hablas de él de una forma distinta y has conseguido despertar mi curiosidad jajaja Sea como sea ahora me apetece leerlo, así que me lo apunto para buscar en el catálogo de mi biblioteca y cogerlo cuando esté disponible :)

    Un besito ♥

    ResponderEliminar