jueves, 13 de julio de 2017

Soy toda tuya, Susan Andersen

Soy toda tuya, Susan Andersen
Editorial: Debolsillo
Año de edición: 2013
Páginas: 336
ISBN: 8490323232

Resumen

El último lugar en el que Catherine MacPherson imaginaba encontrarse era sentada en un autobús, esposada a un malhumorado cazarrecompensas. Justo dos horas antes, ese pedazo de hombre se presentó de improviso en su casa, la confundió con su errática hermana gemela, una «bailarina» de Miami, y se la llevó en volandas en sus enormes brazos. Y no importa lo sexy que sea y lo bien que le sienten los pantalones: ¡Catherine está furiosa!

Pero a Sam McKade nadie le engaña con el viejo truco de las hermanas gemelas. Al fin tiene consigo a la guapísima pelirroja y no va a permitir que se le escape. El problema es que la chica resulta ser mucho más dulce y elegante de lo que parecía, y que los besos de ambos son de un voltaje tan alto que alguien podría llegar a quemarse.

Opinión

Este es un libro que no hay por donde cogerlo, la historia es bastante mediocre, llena de tópicos machistas. Si estuviese hecho de otra manera, podría haber quedado como el típico libro fácil de leer y algo entretenido en plan fresquito para el verano, pero es vulgar, muy vulgar.

Tenía esperanza al principio de que fuese mejorando, que los personajes de verdad no era así, que aprenderían una lección de alguno tipo y pudiésemos comprobar que las cosas no son lo que parecen. 

Pero no, empezó mal y acabó aún peor. Si lo he terminado de leer es por poder tener un criterio completo para la reseña.

No hay mucho que contar, la sinopsis explica de qué trata la historia y yo es comento algunos puntos por los que me parece una tremenda basura, ya que este libro ha dejado unas cuantas enseñanzas que son una joyita:

  • Según este libro, si eres una gogó eres una fácil, alguien que se va a meter en líos sí o sí. Que no sabe lo que hace, poco inteligente, mentirosa, no muy fiable y que no mereces mucho respeto.

  • Pero si eres una profesora y además eres virgen... entonces no pasa nada, eres una mujer de verdad y automáticamente te conviertes en una mujer no tan fácil, que sabe lo que hace, inteligente, de la cual te puedes fiar y ya merece un respeto.

  • Los problemas se solucionan follando y si no te gusta es que eres una estrecha.

  • Pero tranquila, porque te regalan unas flores y ya está todo solucionado, ya que eso es lo que nos gusta a todas las mujeres.

  • Está mal enseñar tu cuerpo, ir con poca ropa y ceñida, te convierte en una cualquiera.

  • Si vistes así y luego no te dejas follar, entonces eres una estrecha calienta pollas.

  • Puedes callar a una mujer dándole un beso, no pasa nada, a nadie le importa que ibas a decir.

  • Si te piden que te cases tienes que decir sí, sí o sí. Porque rechazar sería demasiado duro para su ego machuno.

  • Una vez que te casas ya puedes ser un enfermo de los celos, no pasa nada, es lo normal, es tuya.

  • Si un tío está bueno y encima es amable con las ancianitas, da igual que sea un asqueroso contigo, te trate mal y dude constantemente de ti. Al final lo importante es que te ponga cachonda, con eso ya deberías estar entregándote en cuerpo y alma.

Estos son algunos de los preciosos y asquerosos mensajes que nos deja esta lectura. Como comprenderéis, no aconsejo para nada este libro salvo que queráis vomitar, ya que es extremadamente tóxico.

Besos,

Bibiana.


4 comentarios:

  1. Increíble lo de este tipo de libros. Y lo peor es que algunos tienen una popularidad exagerada.
    Lamentable que la autora cree una historia en base a una relación tan machista, llena de clichés, cuando en la actualidad se está luchando por romper esos esquemas. Sí, puede que solo sea literatura, ficción; pero los libros llegan a las masas y de algún modo son un tipo de difusión.
    Espero tu lectura actual esté siendo buena.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto, por mucha ficción que sea, ese machismo gratuito llega a la gente. Si fuera sobre otras cosas seguramente el libro hoy por hoy ni habría salido, pero sobre este tema parece que no pasa nada.

      Besos,

      Bibiana.

      Eliminar
  2. Vamos, un libro para quemar. Evidentemente no lo voy a leer. No me gustan este tipo de libros en los que intentan hacernos ver que las relaciones tóxicas son lo normal, y no, no son lo normal, como tampoco es normal el machismo que destilan.
    Gracias por la reseña y por tu sincera opinión.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como digo en la reseña si lo acabé es para poder tener el criterio completo para la reseña y con la esperanza de que el protagonista recibiese algún tipo de lección final, pero está claro que el libro va de lo que va.

      Besos,

      Bibiana.

      Eliminar