jueves, 5 de enero de 2017

Todos deberíamos ser feministas, Chimamanda Ngozi Adichie


Todos deberíamos ser feministas

Editorial: L.R.House
Año de edición: 2015
Páginas: 64
ISBN: 8439730489

Resumen

Ser feminista no es solo cosa de mujeres. Chimamanda Ngozi Adichie lo demuestra en este elocuente y perspicaz texto, en el que nos brinda una definición singular de lo que significa ser feminista en el siglo XXI. Con un estilo claro y directo, y sin dejar de lado el humor, esta carismática autora explora el papel de la mujer actual y apunta ideas para hacer de este mundo un lugar más justo.

Opinión

Cuando era pequeña ni siquiera era consciente de que hubiese diferencias entre hombres y mujeres, jugaba con coches y muñecas por igual, prefería llevar pantalones en lugar de vestidos, la mayoría de mis amigos más cercanos, fueron chicos. Jugaba sola a imaginar que podía ser cualquier cosa, arqueóloga, exploradora e incluso astronauta. 

Me imaginé compitiendo en la fórmula 1, soñaba con tener un coche deportivo y me preguntaba por qué no había chicas compitiendo contra chicos en los deportes. 

En la adolescencia fue cuando empecé a notar las diferencias, se hacían grupos de chicos, y de chicas. A las mujeres nos preguntaban si queríamos tener hijos, casarnos y formar una gran familia. A ellos les decían que no fuesen tontos, que no se casasen, que no tuviesen hijos, que disfrutasen de la vida.

A nosotras nos decían que si no estudiábamos, que tendríamos que terminar limpiando casas o buscarnos un hombre que nos mantuviese. Y ellos...ellos trabajarían en la obra, que se buscasen una buena esposa que les preparase la comida para llevar al trabajo y tener todo limpio a la vuelta de la jornada.

Yo empecé muy joven a trabajar, a los 16 años. Y fue ahí cuando me empecé de verdad a dar cuenta del problema que había. Durante estos años, me he encontrado con mucha gente que no quería ser atendida por mí por el hecho de ser mujer. O que no entendería de una cosa en concreto, porque eso no es de mujeres (según ellos). Si había un problema me llegaban a preguntar '¿Dónde está tu jefe, no hay un hombre por aquí?' 

¿Y sabéis que era lo que más dolía cuando te pasaba eso? Que todas esas cosas, me las han hecho por igual, hombres y mujeres.

Que una mujer, no quiera ser atendida por otra mujer, es despreciar al ser humano que tienes delante, despreciar a todas las mujeres. Lo más triste, es que ellas son las primeras en despreciarse.

Tenemos un problema de educación, tanto hacia los hombres, como hacia las mujeres. No somos ni inferiores, ni superiores. Somos personas, da igual tu sexo, raza o religión. Pensemos de verdad lo que estamos haciendo, siente pena por las personas que piensas que somos diferentes. Compadécete de ella, porque su vida resulta muy triste.

El libro de Chimamanda, está basado en una charla que dio para TEDx, no vamos a encontrar algo novedoso, ni que no se haya dicho ya, pero todas las palabras que ella comparte con nosotros, son necesarias de vez en cuando para recordarnos que todavía queda mucho por hacer y que podemos hacerlo mucho mejor de lo que ya lo hacemos.

Te invito a que leas este librito, tanto si eres hombre, como mujer, porque todos somos iguales.

Besos,

Bibiana.

4 comentarios:

  1. Tengo muchísimas ganas de leerlo. Me lo apunto.

    ResponderEliminar
  2. Genial, ya nos contarás. Además es cortito y se lee en un ratín, pero te hace pensar durante mucho tiempo.

    Besos,

    Bibiana.

    ResponderEliminar
  3. Hola guapa!
    Me gusta mucho tu blog, es algo que ya te he dicho y que sigo diciendo.
    Además me he sentido muy identificada porque a mí me pasó como a tí, de pequeña jugaba tanto a cosas "de chicas" como de "chicos" y a mi pasión por el fútbol y las motos es algo que todavía conservo. Me parece muy mal leer todo lo de los desprecios por ser mujer, yo tengo que decir que solo he trabajado 3 meses de cara al público y nunca me desprecio ninguna persona por mi sexo pero es triste que eso todavía pase. A mí me da igual que la persona que me atienda o que interactue conmigo sea un hombre o una mujer, me parece una tontería. Son cosas que no entiendo y más cuando vienen de mujeres.
    Un beso y un libro que ya tenía apuntado pero que le pongo una estrellita de leer pronto =)

    ResponderEliminar
  4. Gracias por tus comentarios, siempre hace mucha ilusión que a alguien le guste lo que haces ^^
    Pues sí, la verdad es que es muy triste que aún haya diferencias y discriminaciones por sexo. Para mí no es un tema de quien vale más o es mejor, sino de respeto. Parece que ya con las nuevas leyes, con que haya más mujeres trabajando y demás cosas, ya está todo hecho, pero aún queda mucho por hacer y tanto hombres como mujeres desde pequeños, deberíamos recibir otra educación basada en la igualdad y el respeto.

    Venga, que poco a poco va mejorando :)

    Un abrazo,

    Bibiana.

    ResponderEliminar